Rooibos (100g)  

Rooibos (100g)

Código: 151005     Peso: 255 gr.

Rooibos (100g)  




€ 4,90

Rooibos (Aspalathus Linearis) es el nombre de una planta sudafricana que en el idioma afrikáans significa arbusto rojo. También se la conoce como Té Rooibos pero realmente no es la planta del Té.

Con el Rooibos podemos elaborar una infusión de sabor muy agradable, es ligeramente dulzón y sin cafeína. Así pues pueden tomarla tanto niños como gente nerviosa o con hipertensión.

Su aporte de nutrientes antioxidantes como la vitamina C, los flavonoides, el superóxido-dismutasa y la quercitina ayudan a combatir los radicales libres. Tambien es rico en minerales como hierro, flúor, potasio, zinc, sodio, cobre, magnesio, manganeso y calcio. Su contenido en flúor y calcio nos ayuda a proteger nuestros dientes y huesos, mientras que el potasio y el sodio regulan el balance de líquidos del cuerpo

Su contenido en azúcares es nulo (su sabor procede de los aceites esenciales y de las flavononas, un tipo de fructosa que no tiene calorías) y, gracias al sodio y el potasio, conseguimos regular la retención de líquidos. A sus leves efectos diuréticos, hay que añadir favorece el proceso digestivo y regula el tránsito intestinal. Asimismo, se considera un buen antiespasmódico y alivia las náuseas, vómitos y diarreas.

Preparación:
1 cucharadita de las de postre a los que se añade agua hirviendo o muy caliente, dejándolo reposar durante un tiempo, según se quiera más o menos intenso. Entre 2 y 5 minutos serán suficientes.

Presentación:
Bolsa de 100g.

  • Share:

Rooibos (100g)   Comentarios

Agregar comentario

Rooibos (Aspalathus Linearis) es el nombre de una planta sudafricana que en el idioma afrikáans significa arbusto rojo. También se la conoce como Té Rooibos pero realmente no es la planta del Té.

Con el Rooibos podemos elaborar una infusión de sabor muy agradable, es ligeramente dulzón y sin cafeína. Así pues pueden tomarla tanto niños como gente nerviosa o con hipertensión.

Su aporte de nutrientes antioxidantes como la vitamina C, los flavonoides, el superóxido-dismutasa y la quercitina ayudan a combatir los radicales libres. Tambien es rico en minerales como hierro, flúor, potasio, zinc, sodio, cobre, magnesio, manganeso y calcio. Su contenido en flúor y calcio nos ayuda a proteger nuestros dientes y huesos, mientras que el potasio y el sodio regulan el balance de líquidos del cuerpo

Su contenido en azúcares es nulo (su sabor procede de los aceites esenciales y de las flavononas, un tipo de fructosa que no tiene calorías) y, gracias al sodio y el potasio, conseguimos regular la retención de líquidos. A sus leves efectos diuréticos, hay que añadir favorece el proceso digestivo y regula el tránsito intestinal. Asimismo, se considera un buen antiespasmódico y alivia las náuseas, vómitos y diarreas.

Preparación:
1 cucharadita de las de postre a los que se añade agua hirviendo o muy caliente, dejándolo reposar durante un tiempo, según se quiera más o menos intenso. Entre 2 y 5 minutos serán suficientes.

Presentación:
Bolsa de 100g.

Rooibos (100g)   Comentarios

Agregar comentario

Change language Rooibos, 100 g Rooibos 100 g Rooibos 100g Rooibostee 100 g Rooibos, 100 g Rooibosthee 100g
Subir