Spray de Propolis 

Spray de Propolis

Código: 167009     Peso: 62 gr.

Spray de Propolis 




€ 10,50

El Spray de Propolis facilita la aplicación en la boca y la garganta, para aprovechar al máximo los benéficos en estas zonas. Además gracias a sus aceites esenciales de salvia y limón, ayudan a mantener un aliento fresco. Y con los aceites de árbol del te y el mismo propolis ayudan a la defensa contra agentes externos. Indicado en aftas bucales, irritación de la garganta, afonía, cicatrización de heridas y de ortodoncias.

El propóleo o propólis, es una sustancia resinosa que las abejas obtienen de las yemas de los árboles y de algunos vegetales y que luego en la colmena terminan de procesar ellas mismas. Las abejas lo utilizan para recubrir las paredes de la colmena y mantenerla libre de bacterias.

La utilización del propóleos con fines terapéuticos se origino hace miles de años. Antiguas civilizaciones como la egipcia o la griega, ya estaban al tanto de sus propiedades antisépticas y cicatrizantes. La referencia más lejana del propóleo data del antiguo Egipto, donde era bien conocido por los sacerdotes, quienes tenían en sus manos la medicina, la química y el arte de embalsamar los cadáveres; dentro de esta última disciplina, el própolis era una de las sustancias más utilizadas. Las célebres momias se han conservado hasta nuestros días, gracias, entre otras cosas, a los propóleos. En el Papiro de Ebers (escrito aproximadamente en el 1700 a.c.), se mencionan la cera y el propóleo como medicinas. El propio Aristóteles se hizo eco de sus cualidades mencionándola como un “remedio para las infecciones de la piel, llagas y supuraciones”. Se sabe que los incas hacían uso del propóleos para combatir la fiebre.

Al Propolis se le atribuye propiedades antibacterianas, antivirales, inmunoestimulantes, antiinflamatorias, cicatrizantes y ligeramente analgésicas.

Usos tradicionales:

Garganta y boca:
En anginas, faringitis, laringitis, aftas bucales y abscesos dentales da muy buenos resultados.

Vías respiratorias:
Ante los resfriados es muy útil como complemento a otras terapias.

Ginecología
: Las cándidas, llagas uterinas, inflamaciones vaginales y picazones suelen responder muy bien a los lavados de propóleo diluido en agua.

La piel
: El propolis o propóleo es fantástico en la lucha contra las micosis u hongos de la piel.

Las personas postradas mucho tiempo en la cama y con llagas o ulceraciones también se pueden beneficiar en gran medida.

Composición:
Agua, tintura de propoleo propol-mel (20%), miel, aceites esenciales de limón, eucalipto y romero y ácido sórbico (conservante alimentario de origen natural)

Presentación:
Extracto líquido Spray de Propoleo de 20ml.
Esta presentación favorece la aplicación la la garganta y la boca.


No sustituye a una alimentación variada y saludable.
No es un medicamento, ni sustituye a su tratamiento habitual.

  • Share:

Spray de Propolis   Comentarios

Agregar comentario

El Spray de Propolis facilita la aplicación en la boca y la garganta, para aprovechar al máximo los benéficos en estas zonas. Además gracias a sus aceites esenciales de salvia y limón, ayudan a mantener un aliento fresco. Y con los aceites de árbol del te y el mismo propolis ayudan a la defensa contra agentes externos. Indicado en aftas bucales, irritación de la garganta, afonía, cicatrización de heridas y de ortodoncias.

El propóleo o propólis, es una sustancia resinosa que las abejas obtienen de las yemas de los árboles y de algunos vegetales y que luego en la colmena terminan de procesar ellas mismas. Las abejas lo utilizan para recubrir las paredes de la colmena y mantenerla libre de bacterias.

La utilización del propóleos con fines terapéuticos se origino hace miles de años. Antiguas civilizaciones como la egipcia o la griega, ya estaban al tanto de sus propiedades antisépticas y cicatrizantes. La referencia más lejana del propóleo data del antiguo Egipto, donde era bien conocido por los sacerdotes, quienes tenían en sus manos la medicina, la química y el arte de embalsamar los cadáveres; dentro de esta última disciplina, el própolis era una de las sustancias más utilizadas. Las célebres momias se han conservado hasta nuestros días, gracias, entre otras cosas, a los propóleos. En el Papiro de Ebers (escrito aproximadamente en el 1700 a.c.), se mencionan la cera y el propóleo como medicinas. El propio Aristóteles se hizo eco de sus cualidades mencionándola como un “remedio para las infecciones de la piel, llagas y supuraciones”. Se sabe que los incas hacían uso del propóleos para combatir la fiebre.

Al Propolis se le atribuye propiedades antibacterianas, antivirales, inmunoestimulantes, antiinflamatorias, cicatrizantes y ligeramente analgésicas.

Usos tradicionales:

Garganta y boca:
En anginas, faringitis, laringitis, aftas bucales y abscesos dentales da muy buenos resultados.

Vías respiratorias:
Ante los resfriados es muy útil como complemento a otras terapias.

Ginecología
: Las cándidas, llagas uterinas, inflamaciones vaginales y picazones suelen responder muy bien a los lavados de propóleo diluido en agua.

La piel
: El propolis o propóleo es fantástico en la lucha contra las micosis u hongos de la piel.

Las personas postradas mucho tiempo en la cama y con llagas o ulceraciones también se pueden beneficiar en gran medida.

Composición:
Agua, tintura de propoleo propol-mel (20%), miel, aceites esenciales de limón, eucalipto y romero y ácido sórbico (conservante alimentario de origen natural)

Presentación:
Extracto líquido Spray de Propoleo de 20ml.
Esta presentación favorece la aplicación la la garganta y la boca.


No sustituye a una alimentación variada y saludable.
No es un medicamento, ni sustituye a su tratamiento habitual.

Spray de Propolis   Comentarios

Agregar comentario

Change language Propolis Spray Spray di Propolis Spray de Propolis Propolis spray Spray de propolis, Propolis-spray, 20 ml
Subir